26 noviembre, 2019

Luz bajo demanda de Carandini en la piscina de fondo d’en Peixo

Piscina de fondo d’en Peixo

Carandini ha finalizado el proyecto en la piscina interior Fondo d’en Peixo, en El Prat de Llobregat, con un sistema de control para apagar y encender la iluminación dispuesta en tres hileras de luminarias.

Desde hace más de 100 años C. & G. Carandini ofrece soluciones de iluminación para vías públicas, instalaciones industriales, deportivas e infraestructuras. Como empresa líder en diseño, fabricación e implantación de soluciones eficientes de iluminación; pone a disposición de sus clientes toda su experiencia para la implantación de soluciones inteligentes de iluminación.

Las luminarias LED de Carandini como la T-MAX resuelven de forma eficiente la iluminación de estadios, pabellones, pistas de tenis, piscinas y velódromos entre otros, gracias a la diversidad de paquetes lumínicos y distribuciones fotométricas. En ese sentido, Carandini colaboró en la renovación de la iluminación de una piscina de 25 metros con la implantación de una luminaria preparada para entornos exigentes como la T-MAX. Más allá de la solución lumínica; que mejora el desempeño de las anteriores luminarias de halogenuros metálicos, se realizó el diseño de una solución de regulación que permite adaptar la cantidad de luz a la entrada de luz natural.

Necesidades del cliente

La piscina interior Fondo d’en Peixo, en El Prat de Llobregat – Barcelona-, requería un sistema de control para apagar y encender la iluminación dispuesta en tres hileras de luminarias. Cada una de las hileras, dota a las instalaciones de una iluminación diferenciada; una se emplea para el alumbrado de las graderías, una segunda ilumina directamente la piscina y la tercera tiene una funcionalidad ambiental con aportación de luz a la piscina. Además, la aportación de luz natural varía en gran medida en verano ya que se abre el techo de las instalaciones.

Sistema propuesto

Para regular de forma diferenciada cada uno de los grupos de luminarias, se podía emplear interruptores eléctricos, pero ello no dotaba a las instalaciones del nivel de ahorro energético que se pretendía lograr con el cambio de la iluminación. Además, el apagado de luminarias no garantizaba los niveles de uniformidad lumínica requeridos para la actividad normal de la piscina. Por ello, se planteó el uso del sistema ControLux Sports de Carandini. Este sistema, permite la regulación de las luminarias de forma individual o por grupos, así como la ubicación de sensores de luminosidad y presencia que encienden/apagan i regulan las luminarias de forma individual.

En este proyecto, el ahorro energético era un requisito clave. Por ese motivo, se planteó un sistema de ahorro energético mediante la compensación de la aportación de luz solar por las ventanas del recinto. Este sistema regula los niveles lumínicos de las luminarias para lograr que la iluminación artificial aporte la cantidad de luz necesaria en cada momento del día. Así, se ha diseñado un sistema de captación de la luz que entra por las ventanas que logra garantizar una cantidad de luz adecuada para el uso de las instalaciones en cada momento. Si se tiene en cuenta que la instalación dispone de un techo que se abre durante los meses de más calor, el sistema de captación de luz natural es aún más necesario, ya que genera unos enormes ahorros durante esa parte de la temporada. Por otro lado, la iluminación de las graderías no es necesaria cuando no hay espectadores en la instalación.

Por todo ello, el sistema dispone de unos pulsadores que permiten la activación/desactivación del módulo de funcionamiento automático, así como el apagado y encendido de cada uno de los grupos de luminarias adaptando los niveles lumínicos y zonas iluminadas a la ocupación de la instalación.

Arquitectura del proyecto

El proyecto dispone de un bus de comunicación a lo largo de la infraestructura que logra una regulación grupal de cada uno de los bloques de las luminarias. Al emplear un protocolo digital y direccionable como el DALI, por el mismo también se realiza el envío de la señal del sensor de luminosidad. El sensor, se proyectó con un grado de protección contra la entrada de agua (IP) muy elevado, dado que está en una piscina. De esta manera, se minimiza el cableado implementado en las instalaciones y se logra un control diferenciado de las luminarias. Todas las señales, así como la respuesta del sistema a las mismas, se pueden consultar desde un módulo de control central, ubicado en el cuadro de mando de las instalaciones.

Resultados: Ahorros y mejoras en el servicio de alumbrado

El sistema ControLux Sports de Carandini ha logrado generar un gran impacto positivo en las instalaciones por la minimización de la infraestructura necesaria para regular la iluminación. El sistema de regulación automática de la iluminación mediante un módulo de control centralizado permite la supervisión de las instalaciones en cada momento y maximiza el ahorro energético. Además, las consignas de regulación se pueden variar en cualquier momento para lograr el ajuste a las distintas funcionalidades y cambios que se puedan dar en un futuro. El sistema instalado, permite el control de las instalaciones desde una interfaz de pulsadores física, haciendo que el personal implicado en el mantenimiento de la infraestructura pueda variar de una forma cómoda y fácil los niveles lumínicos en cada momento.

Por adaptación, facilidad de uso y eficacia operativa, este centro deportivo ha optimizado sus instalaciones de iluminación logrando un sistema de iluminación adaptativa que se ajusta a las necesidades de cada momento. Carandini ha trabajado junto a todos los equipos implicados en el proyecto, desde el diseño de las instalaciones pasando por la fabricación de luminarias, la implantación de los bus de control y puesta en marcha del sistema. Esto pone de manifiesto, una vez más, el compromiso de Carandini con la iluminación inteligente de espacios deportivos y la eficiencia e innovación de sus productos.