13 abril, 2022

Leds C4 colabora en la apertura de un nuevo laboratorio lumínico vinculado al arte

Una instalación totalmente novedosa compuesta por 35 proyectores Atom de Leds C4, especialmente diseñados con Tunable White y Casambi

Una instalación totalmente novedosa compuesta por 35 proyectores Atom de Leds C4, especialmente diseñados con Tunable White y Casambi, permiten ajustar la temperatura de color y la intensidad de la luz sobre las obras para personalizarlas según los tonos, los acabados o las sensaciones que se quieren transmitir en cada momento.

Miquel Boada, administrador de Boada Teulats, una distribuidora de iluminación con más de 50 años de trayectoria ha construido junto a su showroom en Vic (Barcelona) un laboratorio lumínico y experiencial, en colaboración con Leds C4, referente español en iluminación inteligente, que además de aportar producto ha asesorado en el diseño de la instalación.

El laboratorio abrió sus puertas en febrero de este año invitando a experimentar con la influencia de la iluminación en sus obras a cuatro artistas de reconocido prestigio de la zona, todos ellos especializados en escultura y pintura con acrílico.

Gracias a una novedosa instalación de proyectores Atom, especialmente diseñada para la ocasión, con tecnología led Tunnable White y Casambi integrado en la luminaria, y el desarrollo de una aplicación específica de fácil manejo a través de una Tablet, se puede regular de forma muy sencilla la temperatura de color y la intensidad de la luz para ajustarla de la forma más adecuada dependiendo de la obra, de los colores que se quieran resaltar o los acabados.

Las posibilidades de control de la instalación son infinitas permitiendo seleccionar un abanico de tonalidades que va desde 2700K hasta 6500K, además de la regulación de intensidad de la iluminación. El sistema permite adecuar diferentes escenas en función de los artistas y las obras, para que la visita sea aún más experiencial.

La idea nació de una forma casual, cuando Miquel Boada debatía junto a unos amigos sobre la influencia de la luz en las obras de arte y en la percepción de éstas.

“Este proyecto abre muchas posibilidades, ya que hay un plan renove en los museos que se beneficiarían mucho si podemos mostrar las obras más importantes con diferentes temperaturas de color, de esta forma si es una época en la que hace mucho frío, podremos tener una luz más cálida, si hace más calor podemos tener una luz más fría, lo que influye directamente en el confort de las personas y la calidad de vida, teniendo en cuenta también una importante reducción en el consumo energético”.

En el laboratorio, de 300 metros cuadrados, se han instalado 35 luminarias Atom Tunnable White en carril trifásico iluminando los lienzos en las paredes y las esculturas en el centro. Los primeros artistas que han participado en esta experiencia lumínica son Josep Ricart, Pere Vilaseca, Pep Domènech y Maria Teresa Benet, todos ellos con estilos muy diferentes, pero con la característica común: la importancia del color sus piezas.

“Según la variación de la luz – opina Josep Ricart – los colores tienen una calidad u otra. Los impresionistas, por ejemplo, lo sabían muy bien; la luz les daba las diferencias en cada momento. Tenemos, por ejemplo, una catedral pintada por Monet por la mañana, por la tarde y al anochecer, ya que la luz da unas cualidades absolutamente diferentes en un mismo objeto, en este caso la fachada de una catedral”.

Más información en la web de Leds C4