8 abril, 2022

La actividad del Grupo Red Eléctrica es un 82% medioambientalmente sostenible

El 81,8% del importe neto de la cifra de negocio del Grupo Red Eléctrica es sostenible desde el punto de vista medioambiental pues colabora al logro de los objetivos europeos de mitigación del cambio climático.

La compañía ha incrementado un 11% su inversión en iniciativas de protección a la biodiversidad, conservación del capital natural, desarrollo socioeconómico, educación, bienestar, salud, arte y cultura.
Prevé generar también oportunidades para 20.000 personas en 2022 mediante proyectos contra la desigualdad de género, territorial, generacional y digital en 500 pueblos.
El pasado año redujo sus emisiones de alcance 1 y 2 un 43% respecto a 2015 y casi el 81% de la energía que consumió fue de origen renovable.

El 81,8% del importe neto de la cifra de negocio del Grupo Red Eléctrica es sostenible desde el punto de vista medioambiental pues colabora al logro de los objetivos europeos de mitigación del cambio climático. Así se recoge en su Informe de Sostenibilidad 2021, en el que la compañía reporta su información no financiera de acuerdo con el Reglamento de Taxonomía de la Unión Europea. Según éste, la actividad de transporte de energía eléctrica, en concreto la construcción y explotación de sistemas de muy alta y alta tensión, contribuye a mitigar el calentamiento global.

En su Informe de Sostenibilidad, el Grupo ofrece información sobre las iniciativas con impacto positivo social que realizó en 2021. En concreto, la compañía destinó 35,4 millones de euros a 495 proyectos de protección a la biodiversidad, conservación del capital natural, desarrollo socioeconómico, educación, bienestar, salud, arte y cultura. De ellos, 8,5 millones de euros se destinaron a proyectos sociales y 26,9 millones a iniciativas medioambientales -entre ellas el Bosque de Red Eléctrica, que ya suma 736.000 árboles y 915 hectáreas-. Todos estos datos reflejan un incremento del 11% de sus inversiones socialmente responsables y su compromiso con la transición energética justa e inclusiva.

“Como empresa aliada del país en el desarrollo sostenible, justo e inclusivo, el objetivo de Red Eléctrica es construir redes que ofrezcan oportunidades de vida para los territorios por los que pasan. Por eso, en nuestros desarrollos priorizamos y garantizamos la protección de nuestros ecosistemas, uno de nuestros mayores activos, y por eso también estamos desarrollando proyectos creativos e innovadores que contribuyen a reducir las desigualdades”, expresa Beatriz Corredor, presidenta del Grupo.

En ese sentido, la compañía continúa trabajando en esta dirección y desplegará este año 11 líneas de actuación de innovación social con las que prevé mejorar la calidad de vida de 20.000 personas y 500 municipios de la España rural. Los proyectos buscan reducir cuatro desigualdades: digitales, generacionales, de género y territoriales.
En primer lugar, el Grupo está desarrollando iniciativas contra la brecha digital de acceso y de habilidades; habida cuenta de que en la actualidad el ejercicio de los derechos fundamentales es indisoluble de los derechos digitales.

En segundo lugar, está actuando contra la pobreza infantil y el desempleo juvenil y diseñando proyectos que favorecerán la formación de las personas jóvenes en campos de la transición energética que generarán abundante empleo en los próximos años.

Las iniciativas impulsadas por Red Eléctrica favorecerán en tercer lugar la igualdad de género y la inserción laboral de la mujer; y en cuarto lugar, promoverán el desarrollo local, el capital natural, la transición energética y la cultura de las comunidades rurales.

Todos estos proyectos contribuyen a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas, al Plan de Medidas del Ministerio para la Transición Energética y el Reto Demográfico, así como al Plan Estratégico 21-25 del Grupo y sus objetivos de sostenibilidad para 2030, entre los que destaca lograr que el 100% de las personas del entorno de sus instalaciones tengan conexión a internet, generar un impacto neto positivo en el capital natural y empoderar a la sociedad para que participe activamente en el proceso de transición energética.

Menos emisiones y objetivos más ambiciosos contra el calentamiento global.

En el ámbito medioambiental y respecto a su contribución en la lucha contra el cambio climático, el Informe de Sostenibilidad del Grupo Red Eléctrica, refleja los avances de la compañía en cuestiones como en consumo energético -el 80,6% de energía que consumió fue de origen renovable- y la reducción de emisiones -rebajó un 43% sus emisiones 1 y 2 respecto a 2015-.
“Estamos tomando decisiones valientes e importantes para reducir nuestras emisiones y para alinearnos con los objetivos planteados a nivel internacional, europeo y nacional”, señala Beatriz Corredor en alusión al Acuerdo de París, el Pacto Verde, el programa Fit for 55 y el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y recuerda que con vistas a seguir siendo una empresa pionera en sostenibilidad ambiental, Red Eléctrica reducirá un 55% en 2030 respecto a 2019 sus emisiones de alcance 1 y 2, y un 28% sus emisiones de alcance 3.

Segunda emisión de bonos verdes de Red Eléctrica por un importe de 600 millones de euros.

Entre otras novedades, el informe recoge información sobre la segunda emisión de bonos verdes que ha realizado el Grupo, en concreto de 600 millones de euros, así como sobre la actualización de su Marco Financiero Verde. La compañía se alinea así a los estándares de la Unión Europea, tanto a su actual propuesta de estándar de Bonos Verdes, como a la Taxonomía, que cataloga la actividad de transporte de electricidad en alta tensión como una actividad que contribuye a la mitigación del cambio climático.

Información de calidad, según el Informe Reporta 2021.

Un año más, el Informe de Sostenibilidad del Grupo Red Eléctrica se mantiene en los cinco primeros puestos del Informe Reporta, que estudia la calidad de la información que ofrecen las empresas incluidas en el Índice General de la Bolsa de Madrid.
El documento ofrece información exhaustiva sobre la gestión y desempeño de la compañía en materia de sostenibilidad incluyendo las últimas tendencias en reporte. A su vez, proporciona un marco de información claro, conciso y comparable para los riesgos y oportunidades derivados de la emergencia climática, mejorando la comprensión de los inversores sobre su impacto sobre la estrategia empresarial y el modelo de creación de valor.
Así, adopta los estándares de GRI (Global Reporting Iniciative) y el marco de reporte SASB (Sustainability Accounting Standards Board) e integra plenamente las recomendaciones de reporte de la Task Force on Climate-related Financial Disclosures, creado por la Financial Stability Board, y los requisitos del marco de Climate Disclosure Standards Board (CDSB).