15 febrero, 2021

Erco presenta sus downlights para raíles electrificados Jilly lineal para oficinas

Erco Jilly lineal

Iluminación flexible para oficinas con ambiente tipo loft: downlights para raíles electrificados Jilly lineal.

Los atractivos espacios de cotrabajo y las modernas oficinas tipo loft, al estilo industrial, representan una nueva forma de entender las oficinas. La flexibilidad forma parte del ADN de los entornos laborales modernos, que facilitan el trabajo ágil y la convivencia. La disposición de los muebles debe poder adaptarse a los nuevos equipos, y con ella también la luz. Los downlights para raíles electrificados Jilly lineal son la respuesta a la adaptabilidad que se demanda actualmente en las oficinas. Son especialmente adecuados para espacios de cotrabajo con techos altos, ofrecen una iluminación conforme a la normativa para puestos de trabajo y pueden cambiarse de posición en el raíl electrificado sin herramientas. Su elevada eficiencia luminosa, el control por wireless y su elevado grado de personalización son solo algunas de las características que convierten a Jilly lineal en la herramienta ideal para las oficinas que están al tanto de los últimos avances.

¿Cómo queremos trabajar? El mundo laboral se plantea esta pregunta, y no solo en lo referente a los procesos digitales, sino también a los lugares donde trabajamos. Las expectativas han cambiado: las personas que trabajan de forma productiva quieren un entorno atractivo, en el que se sientan bien y que les inspire. No obstante, también necesitan la libertad de poder utilizar los espacios de forma que éstos se adapten a su manera de trabajar.

La posición se adapta a la funcionalidad: la luz donde se la necesite

El trabajo individual que requiere concentración, o el trabajo en equipo: los lugares de trabajo diseñados como espacios abiertos, tal y como los conocemos por los espacios de cotrabajo, permiten diversas maneras de trabajar. Los conceptos de mobiliario especialmente flexibles desempeñan un papel decisivo a la hora de equiparlos. La iluminación adecuada de la oficina es parte integrante del diseño de interiores. Los downlights para raíles electrificados representan todo lo que una solución de iluminación debe satisfacer en este punto: el elevado confort visual de los downlights unido a la flexibilidad de los proyectores. La luminaria instalada en el raíl electrificado se puede cambiar de posición y fijar en pocos pasos. Jilly lineal es la variante más larga del conocido downlight para raíles electrificados Jilly y, con sus dos adaptadores para raíles electrificados y 6700lm, ofrece una iluminación conforme a la normativa para puestos de trabajo en oficinas tipo loft y espacios de cotrabajo de hasta 5m de altura. La instalación en el raíl electrificado encaja perfectamente en una arquitectura con techos en bruto visibles.

Control de la luz por separado mediante el smartphone

La máxima flexibilidad también se extiende a los controles. Los downlights para raíles electrificados Jilly lineal están disponibles con el equipo auxiliar DALI. Como alternativa, se puede conmutar y regular las luminarias por separado por wireless mediante Casambi Bluetooth. No hay duda de que una tarea individual, por la mañana, que exige concentración, requiere un ambiente luminoso diferente al que requiere el trabajo por la tarde, en equipo, donde se lleva a cabo una lluvia de ideas. Por eso, los usuarios pueden configurar escenas de luz predeterminadas para diferentes entornos, y ajustar el grado de iluminación por separado para su puesto de trabajo. Los sensores de luz natural y los detectores de movimiento de ERCO con adaptador de raíles electrificados se integran rápidamente. De este modo se pueden controlar las escenas de luz y la luminosidad dependiendo del movimiento y de la entrada de luz natural, lo que supone una enorme ventaja para un concepto de iluminación eficiente desde el punto de vista energético. Los usuarios pueden configurar y controlar todo esto, de manera fácil e intuitiva, con un smartphone o una tableta mediante la aplicación Casambi, sin necesidad de realizar inversiones adicionales en componentes de control.