13 octubre, 2020

Artesolar Iluminación amplía su catálogo profesional de downlights

Downlight de Artesolar

Estas luminarias permiten ahorrar entre un 80 y un 90% de energía respecto a los antiguos halógenos.

El downlight es uno de los productos de iluminación más versátiles del mercado, especialmente para empresas, centros educativos y organizaciones, ya que se pueden utilizar en interior y exterior, permitiendo importantes ahorros de energía, tienen una vida útil más larga que otros sistemas, e incluso pueden incorporar sensores de presencia, entre otros avances.

La empresa española Artesolar Iluminación, que cuenta con un amplio catálogo de estas luminarias, explica que se pueden utilizar como elementos corporativos de oficinas, centros comerciales, educativos o aeropuertos, entre otros espacios públicos, y también dándoles una mayor visibilidad y convirtiéndolos en elementos ornamentales en hoteles y restaurantes. Este es el caso de los downlights Quiar y Quias, nuevas luminarias downlight de diseño minimalista. También existen modelos que se pueden instalar en zonas de mucha humedad, como en piscinas cubiertas, salas de máquinas, spas o vestuarios. Para estos espacios Artesolar ha desarrollado los modelos Wet Opal y Wet Prismático, que cuentan con un alto índice de protección frente a humedades. Para exteriores y zonas comunes como garajes y sótanos, una de las mejores opciones es el modelo Oxy. Se puede instalar tanto en pared como en techo, y cuenta con un sensor de presencia y luminosidad de hasta 6 metros.

Ventajas de los downlights

Según datos ofrecidos por Artesolar Iluminación, una de las características más destacadas de los downlights es su vida útil, muy larga gracias a su tecnología LED. Por ejemplo, el modelo Star de la empresa española alcanza las 100 mil horas de uso. Incluye driver incorporado y gracias a su reflector de aluminio en alto brillo garantiza un confort visual y una dispersión de la luz homogénea.

Otras de las principales ventajas de estas luminarias es que no emanan calor, siendo más seguras que otros sistemas de iluminación, por ejemplo, en el ámbito de la prevención de incendios. Por otro lado, son muy sencillos de instalar y empotrar en el techo. Los downlights aportan un amplio haz de luz, hasta 120º de apertura, siendo una magnífica opción para iluminar amplias estancias. Por último, uno de los puntos fuertes de los downlights es su ahorro energético: consumen entre un 80% y un 90% menos que las antiguas bombillas halógenas.

Consulta más información sobre los downlights de Artesolar en su página web.